miércoles, 20 de enero de 2010

Historias que tapan verdades

Cuando ésta princesa, que soy yo, llegó al mundo fue una nena muy mimada por ser la única en su tipo en la familia. Por dos largos años fui la única bebe de la familia hasta que comenzaron a llegar los niños invasores, cuatro mocosos que llenaron mi vida de juegos en la vida familiar.


Pero siendo niña rodeada de niños, cuando conocía primas (segundas, terceras, o aun más lejanas) de mi edad, era una novedad y en verdad valoraba su escasa compañía (más frecuentes una que otras) entre esas primas se encontraba "M La china".

Su padre era primo de la reina y la relación entre ellos fue buena en su juventud, pero después él formó una familia y se fue a estados unidos. A M La China la vi tres veces (o al menos esas recuerdo) en alguna boda, u otra fiesta familiar, siempre me pareció simpática y sonriente. Éramos niñas y ambas de la misma edad, pero su mirada tenía algo que me llevaba a respetarla y admirarla.

Y a mediados del año pasado murió.

La noticia llegó a mis oídos dos meses después del suceso, nadie creía que yo le fuera a dar importancia, creyeron que ni siquiera la recordaba. "Pues sí, efectivamente la conocí y sí, la recuerdo"

Un accidente de coche -fue lo que dijeron- iba a pasar las navidades con su hermano, manejaba a prisa y murió.

Lo lamenté y me prometí a mi misma algún día ir a visitar su tumba.

Ayer llega un primo de visita y entre platica y platica sale al tema de las hipocresías de la familia, yo guardo silencio mientras el toma una cerveza y se queja de esto y aquello.

-¿Te acuerdas de M La china? -me pregunta
-Sí... ya sé que murió -digo deduciendo el chisme a contar
-Pero no sabes como...
-Sí, un accidente de coche, me dijo mi tía tal
-¡no! -me dice riendo -vez lo que te digo, mi tía tal cree saber mucho pero sabe lo que le cuentan y no se da cuenta cuando le mienten -Lo miro confundida -M La china era lesbiana -me dice en susurros a pesar de que sólo estamos él y yo en la sala.

Seré sincera, no me sorprendió la noticia, se me hizo bastante normal y no supe a que venia a cuento esa información con la platica que estábamos teniendo, ni el por qué los susurros

-Es que se suicido -me indigne, y espere que no fuera lo que yo estaba pensando -Me dijeron que tenía su pareja, al parecer las cosas estaban mal con ella y algo paso que se suicido.

Puse en tela de juicio sus palabras hasta que me dijo su fuente de información. Entonces supe que, al menos técnicamente, estaba diciendo la verdad, pero los detalles dudo que algún día los sepamos. Como sea, el caso es que la historia del accidente de coche había sido inventada para esconder la verdad a la familia. Y no, no se trata del suicidio, se trata de la sexualidad de la que fue mi prima.

Y me siento indignada por ella. ¿Qué la orilló a hacer lo que hizo? posiblemente nunca lo sabré, pero cada que cuenten la historia del accidente por exceso de velocidad, sentiré como si pusieran manchitas a su memoria. Ella era lo que era, si yo que la miré tres veces la aprecié ¿por que ellos se empeñan en manchar su recuerdo?.

Amo a mi familia, pero no amo esa parte de ella. Más valía guardar silencio y ser discretos con la historia que andar contando mentiras.

En verdad me hubiera gustado conocerla más...

3 comentarios:

YoMisma dijo...

Siento tu pérdida.

Al menos a ti te conquistó y la recordarás bien, otra gente, solo se acordará de ella por su no-accidente, me parece increible inventar todo ese circo, cuando al final, todo el mundo termina enterándose de la verdad.

Saludines,
YoMisma

mariajesusparadela dijo...

hay mucha gente con miedo a lo diferente. Cualquier tipo de diferencia les supone un peligro. Y ahí aparecen los racismos, las homofobias, el acoso escolar...
Pero los malos triunfan cuando los buenos callan.

sandra dijo...

quebrar esos cristales de hipocresia sin sentido ,parece lo complicado...que bueno seria mirarnos al espejo todos los dias y darnos cuenta que podemos ser el otro...que en realidad somos el otro...para bien o para mal...y ahi hacer las mejoras en nuestro interior y valorar todo lo bueno nuestro y de los seres que nos rodean.
un abrazo¡¡¡