jueves, 17 de septiembre de 2009

Claustrofobia familiar


La reina y la princesa de los sueños (esa que soy yo) salen mañana al norte a visitar a los príncipes y a las dos hermosas infantas que serán un año menos pequeñas en poco días... Bien

Mal: Dilemas, tontos dilemas que en realidad esta noche rondan por la cabecita de esta linda princesa...

Bien: Un rey (que no quiso su trono y sin embargo aun frecuenta palacio semanas después de navidad y en el bello nacimiento de la princesa que en este reino es una fiesta nacional cada año) que accedió a conducirnos al aeropuerto "real" (una experiencia nueva y desconocida para etsa linda princesa)

Dilema: ¿Quien se sentará en el asiento del copiloto? ¿Yo? ¿Mamá? Cualquiera de las dos opciones, me parece, cual más de incomodas.

Incertidumbre: ¿Que será ir en el asiento de atrás con mamá y papá delante? (¡¡Una experiencia totalmente extraña!! Seguro cuando era pequeña debió pasar infinidad de veces pero fue hace tanto que en el Disco duro de mi cabeza no hay registros)

y De igual manera... ¿Que será ir delante con papá y dejar a mamá atrás sola con su incomodidad?

El sólo hecho de ir los tres en un espacio tan reducido me da claustrofobia...

Pero la princesa desesperada por experiencias extremas ¿no? ¡Ahí esta! más vértigo que aventarse del bungee (que ahora en realidad me parece más tentador y menos peligroso)

No sé que será peor... la diplomacia fingida o que peleen como (eso sí) tan bien recuerdo.

uff... creo que tendré pesadillas con eso...
 

2 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

No, mujer, no se pelearán. Todo sera estupendo y, si no lo es, pronto acabará.

fd dijo...

el desenlace debería ser la pelea, aunque también puede ser como esas tormentas que se terminan cuando sale el sol