sábado, 6 de febrero de 2010

Sorpresas de la vida: Susan Boyle

El video habla por si mismo...

Sólo quiero que vean la cara de los jueces, del publico... soy sincera, mi cara era de pena, y lástima. "pobre mujer" pensé, y me enoje con la crueldad con la que se estaban burlando de ella (aunque si lo ven, ella no se da cuenta) pero ahora más indignada estoy conmigo misma. ¿que me hace diferente a esos que se burlaron? mi rostro de pena es peor que una burla.

Pero véanla... a ella poco le importa. brilla en el escenario y a todos nos dejó boquiabiertos.

Eso nos enseña que las mejores cosas de la vida no vienen precisamente con el moño más hermoso.

Mis respetos para esta mujer que me enchina la piel y cuya voz me despierta los sentimientos más hermosos.

¿Ven cuan bella es?

Oh.. por cierto, hoy he dejado dos videos... miren...

besos de esta hermosa princesa de las posibilidades!


http://www.youtube.com/watch?v=Ifc4a1X5vAo  (aqui pueden encontrar el mismo video con una traduccion más completa)

5 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Según cuentan ahora que ya se terminó todo, había en eso bastante de montaje, que fueron ajustando hasta el final.
E incluso el final, con el internamiento de la concursante en un centro psiquiátrico.

Reina de Corazones dijo...

Estimada súbdita:

Le agradezco que en estos momentos de grave tensión política en mi reino, usted se mantenga al margen. Porque supondría un esfuerzo extra para mis naipes tener que cortarle la cabeza también a usted, y ahora prefiero que se concentren en atrapar al díscolo de mi predecesor en el cargo.

Me toman todas a broma, como el jurado a Susan Boyle, pero se asombrarán cuando me oigan abrir la boca y susurrarles muy despacito... CÓRRRTENLES LA CABEZAAAAAA!!!!

P.S. La enlazaremos desde el museo cuando añada a su blog nuestra foto roja. De lo contrario podrían acusarme de favoritismos, y ya bastante me odian siendo ecuánime.

Reina de Corazones dijo...

En mi colérica obcecación no fui capaz de darme cuenta de que estaba tratando con una joven colega de la realeza. Os pido disculpas, alteza. De cualquier modo, sus modales habrían sido suficiente para acabar adivinando que poco o nada teníais vos que ver con algunas de las villanas conspiradoras que desean derrocarme.

Saludos Cordiales de su amiga la Reina de Corazones.

Not just a moustache dijo...

salada, salada

muy salada

Scarleth dijo...

Salada? o.o